Símbolos de autoridad

A lo largo de la historia, los gobernantes se han rodeado de símbolos de autoridad para afirmar su poder.

El término autoridad se deriva del latín auctoritas, y se aplicó por primera vez a los emperadores romanos, sugiriendo que merecían respeto y obediencia.

Durante los siglos XVI al XVIII en Europa, las monarquías justificaron su derecho a gobernar, con la creencia de que un rey o una reina derivaban su autoridad de Dios.

El concepto de reyes divinizados también fue evidente entre las primeras civilizaciones, especialmente en el antiguo Egipto, donde las deidades y los faraones llevaban adornos en la cabeza y coronas.

En la Edad Media, los papas tenían igual autoridad o incluso supremacía sobre los emperadores y vestían símbolos de la autoridad papal.

Hoy en día existen muchos símbolos de autoridad, que van desde coronas hasta mazos. Aquí hay un vistazo a los símbolos de autoridad en diferentes culturas y períodos de tiempo.

Corona

Un emblema de la monarquía, la corona es el símbolo más reconocible de gobierno y autoridad. Es una de las insignias asociadas con las coronaciones, la ceremonia formal de reconocimiento de un nuevo rey, reina o emperador. El término insignias reales viene de la palabra latina Rex eso significa digno de un rey. Durante la coronación, un soberano recibe sobre su cabeza la corona como símbolo de la autoridad real.

El simbolismo de la corona se deriva del de la cabeza, que simboliza la fuerza vital, la razón, la sabiduría y el intelecto. En algunos contextos, la corona también representa legitimidad, honor y gloria. Cuando se representa en un escudo de armas, también significa autoridad gubernamental, judicial y militar.

Cetro

Otro emblema de autoridad y soberanía, el cetro es un bastón ornamental que sostienen los gobernantes en ocasiones ceremoniales. Según un antiguo texto sumerio, se creía que el cetro había descendido de los cielos e incluso fue elevado a un estado de divinidad. Primero fue representado en manos de dioses antiguos, pero finalmente se convirtió en un símbolo del poder real otorgado al gobernante por una divinidad.

Orbe

Hecho de metales preciosos y joyas, el orbe es un símbolo tradicional del poder y la autoridad monárquicos. Su simbolismo se remonta a la época romana, donde los emperadores usaban el globo como símbolo de la dominación mundial, generalmente con la diosa de la victoria en la parte superior. Más tarde, la diosa fue reemplazada con una cruz para simbolizar un mundo bajo el dominio cristiano, y el orbe se conoció como el globo cruciger.

El globus cruciger significaba el papel del gobernante cristiano como ejecutor de la voluntad de Dios. El emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Enrique II fue el primero en tenerlo en la mano en su coronación en 1014, y sigue siendo un componente importante de las insignias reales en las monarquías europeas. Dado que el Papa tiene autoridad temporal, también tiene derecho a mostrar el símbolo, y generalmente se muestra en la parte superior de las tiaras papales.

Llaves de San Pedro

También llamado Teclas del cielo, el Llaves de San Pedro simboliza la autoridad papal. Consta de dos llaves cruzadas, que se pueden ver en los escudos de armas del Papa y la bandera del estado de la Ciudad del Vaticano, como símbolo de divinidad y obediencia. Su simbolismo está inspirado en las llaves del cielo que Cristo confió al apóstol Pedro. En el arte cristiano, aparece en el fresco. Entrega de las llaves a San Pedro por el artista renacentista Pietro Perugino.

El águila

Como el rey de los pájaros, el Águila se ha asociado con el poder, la autoridad y el liderazgo. El simbolismo probablemente se deba a su fuerza, atributos físicos y reputación como cazador. Ha sido adoptado como identidad nacional por naciones, incluidas Alemania y Estados Unidos.

Como ave solar, el águila es un símbolo de los dioses del cielo. Su asociación con el sol fortaleció su reputación, ya que el sol también simboliza poder y autoridad. El águila era incluso el emblema del dios sol romano, Sol Invictus, cuyo nombre significa victorioso sobre la oscuridad.

Más tarde, el águila se convirtió en el emblema del Imperio Romano y solía representar al emperador, que tenía el control absoluto. Los cetros, espadas y monedas romanas solían rematarse con la figura de un águila. También fue el emblema de los imperios austriaco y ruso, y el símbolo más emblemático del reinado de Napoleón.

El dragón

Como criatura mítica con gran poder, el continuar fue particularmente favorecido como símbolo de la autoridad real. En China, representa la gloria tanto del emperador como del sol. Para algunos, el emperador era visto como una encarnación del dragón. Como símbolo imperial, fue tallado en tronos, bordado en túnicas de seda y presentado en decoraciones arquitectónicas.

Durante la dinastía Joseon, el dragón también representaba la autoridad de los reyes, que habían recibido el mandato del cielo para gobernar. A diferencia del dragón malvado de la imaginación occidental, los dragones orientales son vistos como criaturas auspiciosas, benévolas y sabias, asociándolos con la supremacía, la nobleza y la grandeza.

Símbolo de Griffin

En parte águila, en parte león, el grifo es un símbolo popular de poder y autoridad en el mundo clásico, así como en el cristianismo medieval y la heráldica. En un momento en que representaba a la realeza, pronto ganó el papel de guardián. También fue tallado en tumbas, lo que puede haber tenido la intención de simbolizar el linaje real de las personas enterradas en su interior y protegerlas.

Uraeus

Adjunto al frente de las coronas del faraón, el uraeus simboliza la autoridad divina, la soberanía y la realeza. Está representado por una figura de una cobra erguida, que está asociada con el sol y varias deidades, como la diosa Wadget, cuyo trabajo era proteger a Egipto y al cosmos del mal. Por lo tanto, el uraeus también se utilizó como símbolo de protección, ya que los egipcios creían que la cobra escupiría fuego a sus enemigos. Además, se cree que es la guía de los faraones fallecidos en el más allá.

Gungnir (lanza de Odin)

En mitología nórdica, Odin es uno de los dioses principales, y su lanza Gungnir simboliza su poder, autoridad y protección. El nombre Gungnir medio el que se balancea, ya que lleva a la gente a Odin. En el Ynglinga Saga, usaría el arma para infundir terror en los corazones de sus enemigos. Parece haber sido de gran importancia durante la era vikinga, alrededor del siglo IX al XI, ya que aparece en cerámica y urnas de cremación que se encuentran en todo el centro y sur de Suecia.

El vellocino de oro

En mitología griega, los Golden Fleece es un símbolo del poder real y autoridad. Pertenecía a Chrysomallos, un carnero alado con lana dorada. Es el punto culminante de la famosa expedición de los argonautas, dirigida por Jason, ya que el rey Pelias de Iolkos prometió renunciar a su realeza si se encontraba el vellón.

En la antigüedad, la expedición se consideraba un hecho histórico, y se mencionó en la epopeya del siglo III a. C., la Argonáutica, por Apolonio de Rodas. Hoy en día, el Vellocino de Oro aparece en heráldica, como el escudo de armas de Nueva Zelanda, y en el escudo de armas del estado australiano de Nueva Gales del Sur.

Las fasces

La insignia de la autoridad oficial en la antigua Roma, las fasces Se refieren a un manojo de varas y una sola hacha, que se llevaban en procesiones públicas y ceremonias administrativas. El término se deriva de la forma plural del latín fascis eso significa manojo. Se cree que los romanos adoptaron los fasces de los etruscos, que se cree que tomaron el símbolo de los labrys de los antiguos griegos.

Las fasces eran el símbolo de la autoridad judicial del lictores o asistentes magistrales. Al ejercer su autoridad, un líder romano podía castigar o ejecutar a los que desobedecían. Las varas representaban el castigo y el hacha implicaba la decapitación. Por otro lado, bajar las fasces era una forma de saludo a un funcionario superior.

En el siglo XX, el movimiento fascista en Italia adoptó el símbolo de las fasces para representar el orden y la fuerza a través de la unidad. En los Estados Unidos, aparece en todo el monumento a Abraham Lincoln para representar el poder y la autoridad del estado sobre los ciudadanos. Sin embargo, aquí el símbolo representa un águila calva sobre el hacha, una versión estadounidense del antiguo símbolo romano.

Mazo

El martillo, o mazo, es un símbolo de justicia y autoridad, especialmente de una persona que escucha y resuelve disputas. Por lo general, está hecho de madera dura y se golpea con un bloque de sonido para indicar la autoridad del juez en la sala del tribunal. En países democráticos, es utilizado por el presidente del Senado, así como por el presidente de la Cámara, para llamar la atención, el silencio y el orden durante las sesiones.

El simbolismo del martillo proviene de la mitología escandinava del siglo X. Los arqueólogos han encontrado pequeños amuletos de metal que representan el Mjolnir, el martillo del Dios nórdico del trueno, Thor. Era un patrón de la justicia y su martillo era el símbolo de su poder, lo que sugiere que el mazo del juez debe su origen al símbolo del poder y la autoridad de Thor.

En resumen

Los símbolos de autoridad son una parte importante de todas las sociedades. Estos símbolos están destinados a significar la alta posición social de los gobernantes, una mayor sabiduría y poder, que se consideran necesarios para una sociedad bien ordenada. En los países gobernados por monarquías, las insignias de coronas, cetros y orbes siguen siendo símbolos de poder y autoridad. Aparte de estos, hay una amplia gama de símbolos que representan la autoridad.

Otros significados de símbolos que te pueden interesar